La salsa inglesa ha sido un condimento con el que se han acompañado carnes durante muchos años. De hecho desde que en 1830 apareciera la salsa inglesa o Salsa Worcester, los ingleses la han utilizado mucho en su cocina. Esta salsa ha sido secreta en cuanto a sus ingredientes, pero por suerte, hoy en día ya disponemos de la receta original, por si alguien quiere hacerla en casa.

salsa-inglesa.jpg

Esta salsa Worcester se hace con pulpa de tamarindo, anchoas, pimiento picante, soja, vinagre, clavos, melaza, ajo y cebolla. Todo eso se fermenta en vinagre y se obtiene esta salsa, cuyo sabor es muy característico y apreciado por los ingleses. Es bastante aconsejable probar esta salsa inglesa con carne, ya que realza el sabor de la misma.

Esta salsa es una de las más conocidas en el mundo entero y su sabor también suele gustar a los turistas que visitan Inglaterra o que la adquieren en los supermercados, ya que hoy en día podemos encontrar muchas cosas inglesas en supermercados, en zonas de artículos internacionales.