Al parecer los ingleses tiene unos gustos muy diferentes al resto de turistas del mundo, ya que hay una serie de monumentos de todo el mundo, que cuando lo visitan no les terminan de agradar mucho. Es curioso ver que entre los monumentos que no terminan de gustar a los ingleses se encuentra la Torre Eiffel, un monumento que a la mayoría de nosotros nos parece algo realmente sensacional y digno de visitar.

ramblas.jpg

Además, los ingleses consideran un lugar poco aconsejable el Museo del Louvre e incluso la famosa Times Square de Nueva York, pero lo que me parece muy preocupante es que a los ingleses no les guste Las Ramblas de Barcelona o la Estatua de la libertad. Los ingleses tienen unos gustos muy raros aunque respetables, ya que cada uno puede opinar lo que quiera de un monumento.

Seguro que los monumentos suyos son todos extraordinarios y dignos de visitar, pero deja mucho de desear sus gustos hacia los monumentos de otros países. Cada uno puede tener su propia opinión de los sitios que visita, pero ciertamente es raro que no gusten todos estos sitios a los ingleses.

¿Estás de acuerdo con los ingleses?

Vía|Diariodelviajero